EDITH GONZALEZ FORO OFICIAL

EL FORO OFICIAL DE LA ACTRIZ MEXICANA EDITH GONZALEZ
 
PORTALÍndiceRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
GonzalitoCS93

avatar

Mensajes : 709
Fecha de inscripción : 10/08/2012
Localización : España

MensajeTema: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   Miér Sep 12, 2012 5:18 pm

Esto es una mini-historia sobre Juan y Monica, de Corazon Salvaje.

Recomiendo que para poder entender esta historia, es mejor ver la novela, y leer la 2ª parte que yo hice, ya que en esta historia hablo de cosas que pasaron en la 2ª parte que yo escribi.
Wink



Capitulo 1 - Viaje a La Martinica

Eran las primeras horas de la mañana de un viernes de agosto del 1903, cuando al puerto de La Martinica, llegó el barco Santa Mónica. De él se bajaron los amigos de Juan, que iban descargando poco a poco las maletas y baúles a la pension donde iban a pasar sus estancia en la isla. Juan se quedó en el barco esperando a su esposa, que estaba en el camarote arreglándose.

-Mónica, ya nos vamos – dijo Juan

-Ya voy mi amor, no me tardo – contestó ella mientras se colocaba el sombrero junto al espejo.

Juan, se quedó tras la puerta parado, esperando a su mujer, pero como él no tiene mucha paciencia, decidió entrar.

-¿Que tanto haces?
– dijo Juan, ya dentro del camarote, sentado en una silla mientras
Mónica le miraba, a la vez que se colocaba el sombrero.


-Poniéndome bonita para ti – dijo Mónica

-Tu estas… eres hermosa, no tienes que esmerarte tanto – dijo Juan, mientras le acariciaba la cara.

-Ya vámonos Juan, tus amigos nos esperan en la pensión – dijo Mónica.

-Sí, vámonos, que te quiero enseñar lo bonita que es esta isla, pero no más que tu – dijo Juan

-Jajaja, vaya que piropos, es poco usual en ti – se asombró Mónica.

La feliz pareja, bajó del barco y se dirigió caminando hacia la pensión, ya que estaba muy cerca del puerto. Se acomodaron en la habitación, y pasaron toda la mañana en el cuarto, mientras Mónica, le escribía a su mamá que se había quedado al cuidado de sus hijos. Por la tarde, salieron a dar un paseo, había hecho muy buen día, un poco caluroso, pero por la tarde, la suave brisa del mar, bajó la temperatura. Se fueron a una zona de la playa, donde no había nadie, y ahí se sentaron para contemplar el cálido ocaso del sol.

En la noche, Mónica se acostó temprano, se había mareado un poco por el viaje. Mientras tanto Juan estaba en la taberna de la pensión con sus amigos, acordando las compras que iban a hacer en la isla. Ya entrada la noche, Juan subió a la habitación y le dio un beso a Mónica, la cual tenía en su rostro una plena serenidad, que junto con su belleza, hacían que Juan se enamorase mas de ella. El se sentó en la cama y se quedó mirándola un buen rato.

A la mañana siguiente, Juan ya estaba despierto, vistiéndose, mientras Mónica se iba despertando mientras la cortina de la cama se movía por el aire frio de la mañana.

-¿Qué hora es? – dijo Mónica

-Son las 7:00 – dijo Juan, mientras le daba un beso

-Dormí bastante. Tengo que enviar la carta que le escribí a mi mama, para que sepa que llegamos bien. ¿Sabes donde se llevan?

- Dame, yo la envío – dijo Juan mientras se ponía la camisa.

- Gracias, mi amor – dijo Mónica

- Anda vístete, que quiero que demos un paseo por la playa – dijo Juan.

- ¿Pero tus negocios, hemos venido para eso? – dijo ella mientras se lavaba la cara en la tinaja.

- Anoche lo arregle todo, para que tengamos unos días para nosotros solos – dijo él.

- Entonces, me visto y nos vamos – dijo ella.

Estuvieron caminando por la playa, por el pueblo, visitaron los lugares más bonitos de la isla; en fin, tuvieron una mañana maravillosa de la cual la disfrutaron al máximo. Hasta a Juan se le ocurrió de la idea de comprar una casita en La Martinica. Pasaron un agradable día, pero les faltaban sus pequeños hijos, dos mellizos de 1 año, un niño y una niña. Al final, compraron una casita en la isla, para cuando quisieran volver.
Mientras en San Pedro, Doña Catalina y su cuñada Amalia, que se había ido a vivir con ella, leían la carta de Mónica en la que les contaba su estancia en La Martinica.

-Al fin mi hija, es feliz Amalia – dijo Doña Catalina

-Si cuñada, se ve
que ese joven la quiere mucho. Te acuerdas cuando estabais en la
capital, mi hija Dolores me contaba que Mónica suspiraba por ese joven –
dijo Amalia


- Fue muy injusto de mi parte separar a mi hija de Juan, Amalia. Pero ahora me arrepiento de ello – dijo Doña Catalina.

- Bueno cuñada, lo importante es que están juntos y son felices – dijo Amalia.

- Si, es verdad, y ahora con el nacimiento de sus hijos son muy dichosos, muy dichosos – dijo Doña Catalina.

En La Martinica, Juan y Mónica compraron regalos para todos, ya faltaban dos días para regresar a San Pedro. En la noche, estuvieron el cama, hablando sobre los días que pasaron en la isla, y extrañaban mucho a sus hijitos. Era una noche de cielo nublado, el aire frio entraba por la ventana, Mónica se levantó de la cama a cerrarla, cuando sintió que Juan de acariciaba los hombros.

-Juan, que haces – dijo ella entre risas.

-Umm, hace frio, vamos a la cama….-dijo Juan.

Ambos fueron a la cama, y lo que pasó, ya se sobrentiende….

Por la mañana, salieron a caminar por la playa, era muy temprano, aun el sol no había salido, Mónica llevaba una falda y camisas ligeras, Juan también iba con ropa cómoda. En verdad se levantaron pronto para en la playa continuar lo que empezaron por la noche… . Mónica, acepto la poca delicada propuesta de Juan, y antes de que amaneciera, fueron a la playa.
Cuando el sol ya había salido, ambos estaban sobre la arena sentados, abrazos, diciéndose cuanto se amaban, (la escena podía llegar a ser un poquito empalagosa), pero se querían tanto que Mónica y Juan se olvidaron de La Martinica, del mundo y hasta del lugar donde estaban.

FIN DEL CAPITULO 1


Última edición por GonzalitoCS93 el Miér Sep 12, 2012 5:46 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
https://www.youtube.com/user/AlcanforeroCS93
GonzalitoCS93

avatar

Mensajes : 709
Fecha de inscripción : 10/08/2012
Localización : España

MensajeTema: Re: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   Miér Sep 12, 2012 5:28 pm



Capitulo 2 - Un extraño sueño


Después de volver de la playa, Juan y Mónica, se fueron a la pensión, donde se vistieron con ropa más elegante y salieron a pasear, y a comprar algunas cosas como un piano, que Juan compro para su mujer, ya que Mónica sabe tocar el piano de maravilla. Al caer la noche, se les arruinó el plan de pasear por el puerto, una gran tormenta se poso sobre la isla. Se quedaron en la habitación.

-Vaya, no podremos pasear por el puerto – dijo Mónica, mientras miraba el cristal de la ventana mojado por las gotas de lluvia.

-Bueno, pero ya
mañana nos vamos a San Pedro y tendremos muchos días para pasear, y ya
lo haremos con nuestros hijos – dijo Juan, tumbado en la cama.


-Sí. Tengo tantas ganas de volver Juan, que esta noche se me va hacer muy larga – dijo Mónica

-Anda ven, mi amor, acuéstate aquí conmigo – dijo Juan

Mónica se recostó en el regazo de Juan. Los dos se durmieron. En la habitación había un ambiente de calma y paz, una suave vela estaba en la mesita de noche. Y la habitación estaba en penumbra, cualquiera que estuviera relajado como ellos, acabaría por entrarle sueño.

Lo extraño e imaginario de este capítulo viene a continuación: cyclops

Mónica y Juan sumidos en el plácido sueño, empezaron a soñar, en ese sueño, los dos estaban en frente de una puerta, solamente veían esa puerta, lo demás era todo negro.

-Juan ¿Dónde estamos? – dijo Mónica sorprendida.

-No sé, pero porque no abrimos la puerta – dijo Juan tan sorprendido como ella.

Juan abrió la puerta, que les llevo a una casa vieja y casi en ruinas. Juan, salió primero, detrás estaba Mónica, escondiéndose en la espalda de su marido, el cual le había pedido que se escondiera hasta que él viera que no había peligro. Al ver que no había nadie en esa habitación, Juan le pidió salir a Mónica, la falda del vestido se le enganchaba en las astillas de las vigas del techo que estaba en el suelo, tiradas. Había una ventana, la cual Mónica abrió, y se impresiono al ver a la gente con ropa distinta; las mujeres llevaban faldas, sí, pero no eran hasta los pies, como la de Mónica, ni llevaban vestidos, iban con unas faldas hasta la rodilla, y sus peinados eran diferentes. Otra cosa que le sorprendió es ver a los coches de caballos, andando si estos animales.

-Juan ¿Qué lugar es este? – dijo Mónica muy extrañada.

-Nunca he estado aquí. Ven vamos a la calle, a ver si encontramos a alguien – dijo Juan mientras ayudaba a Mónica a salir de la habitación, que estaba llena de escombros.

En cuanto salieron de esa casa en ruinas, todo la gente les miraba raro, y ellos también.
Ningunos entendían la forma de vestir de los otros, para esa gente, Juan y Mónica, parecían salidos de un retrato antiguo o una fotografía, hasta les tomaron por locos.


-Juan, todos no están mirando – dijo Mónica mientras miraba de un lado para otro.

-No sé qué pasa, pero ven, crucemos la calle y vamos hacia aquel parque – dijo Juan, mientras llevaba a Mónica de la mano.

Al momento de cruzar la calle, un coche, se paro enfrente de ellos. Mónica dio un grito, y Juan la agarró de la mano y se fueron al parque que estaba al otro lado de la calle.

-¡Juan, que fue eso! – dijo Mónica sentada en un banco del parque.

-¿Dónde estamos, Mónica? – dijo Juan, mientras respiraba muy agitado, a la vez que no dejaba de mirar para todos los lados.

El parque era muy grande, y por suerte había poca gente, así nadie les miraría como si ellos dos fueran dos locos. Fueron hasta un rinconcito muy acogedor que había en ese parque, era una placita, muy pequeña, con dos bancos, que rodeaban el grueso tronco de un sauce. Y ahí estuvieron descansando, cuando se percataron de que alguien venia. Una mujer, de mediana edad se les acercó, y amablemente.

-Buenas, ¿andan perdidos? – dijo la señora, la cual tenía en sus manos muchas hojas de papel.

-Buenas. Mire, yo y mi esposa, andamos un poco perdidos no sabemos muy bien donde estamos – dijo Juan, sentado en el banco, el cual tenía a Mónica dormida en su hombro.

En ese momento Mónica se despertó

-Se encuentra bien señora – dijo la amable mujer

-Umm, si, gracias – dijo Mónica, un poco adormilada Sleep

Esa mujer, se llevó a Juan y Mónica a su casa, donde les contó donde se encontraban, el año que era, y demás cosas. También les contó que era escritora, y que estaba pensando en escribir una novela de época, tenía algunas ideas, pero Mónica y Juan, le ayudaron a escribir y terminar las historia. Pasaron en la casa de esa mujer dos días, en los que Mónica le contó toda la historia de ella y de Juan, y de las dificultades que vivieron para alcanzar su amor plenamente. La historia de amor de ellos dos, dejo a la escritora sin palabras, la cual a ala vez que Mónica le contaba, ella iba escribiendo. Al final se despidieron de la escritora y regresaron a la casa de donde salieron, la amable señora, les acompaño hasta la puerta, ahí se despidieron.

-Que tengas mucha suerte con tu novela – le dijo Mónica a la señora.

-Espero que así sea. Fue un placer conocerlos – les dijo la escritora.

Juan y Mónica entraron por la puerta, las tinieblas les iban envolviendo poco a poco a la vez que se alejaban, hasta que se difuminaron como el humo, entre las penumbras.

Termina el fragmento `extraño´


FIN DEL CAPITULO 2. EL FINAL CONTINUA EN EL CAPITULO 3


Última edición por GonzalitoCS93 el Miér Sep 12, 2012 5:43 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
https://www.youtube.com/user/AlcanforeroCS93
GonzalitoCS93

avatar

Mensajes : 709
Fecha de inscripción : 10/08/2012
Localización : España

MensajeTema: Re: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   Miér Sep 12, 2012 5:36 pm


Capitulo 3.Fin - Regreso a San Pedro

La vela de la habitación ya se había apagado, Mónica, seguía recostada sobre Juan. La tormenta ya iba aflojando su fuerza, y el amanecer llegó al fin. Los rayos del sol entraban tras las rendijas de la ventana. Mónica se despertó, y con cuidado se levanto, sin despertar a Juan. Se levantó temprano para preparar el equipaje. En ese momento Juan se despertó.

-Mónica, mi amor, que haces – dijo Juan

-Preparando las maletas para tenerlo todo listo – dijo Mónica mientras guardaba sus vestidos.

-Ya te quieres ir. No te gusto el viaje – dijo Juan, mientras rodeaba con sus brazos la cinturita de Mónica.

-Sabes que no es por eso. Me quiero regresar pronto a San Pedro, porque no puedo vivir más sin nuestros hijitos.

-Si, a mi me pasa igual – le dijo Juan mientras le daba un beso.

Al fin subieron al barco todas las compras y los regalos. Los amigos de Juan, lo prepararon todo para que el Santa Mónica, zarpara lo más pronto posible.

-En dos días llegaremos – dijo Juan

-Si, en dos días. Oye Juan, anoche tuve un sueño extraño. Soñé que tu y yo fuimos a un lugar légano, que no encontramos con una mujer, muy amable que no conto donde estábamos, y creo que me hice muy amiga de ella y le conté nuestra historia – dijo Mónica, sentada en una de las sillas de camarote.

-En serio. Oye pues yo también soñé lo mismo, es mas parecía muy real – dijo Juan muy sorprendido.

-Sabes, seguro que tuvimos pesadillas por lo que hicimos en la playa, al amanecer, allí solos… - dijo Mónica, un poco avergonzadita. Embarassed

-Umm, si pero fue un momento maravilloso, verdad – dijo Juan, con un tonito de voz… Suspect

-Jaja, sí, bueno – dijo Mónica, con una risa picara.

Después de dos días llegaron a San Pedro. En seguida fueron a la casa de la Doña Catalina a ver a sus hijos.

-¡Hija, al fin que ya llegaron! – dijo Doña Catalina, mientras abrazaba a su mama.

-Como esta, sobrina – dijo la tía Amalia

-Bien tía, gracias. Y donde están mi pequeños – dijo Mónica, muy impaciente.

-En tu antiguo cuarto, hija – dijo Doña Catalina

Mónica fue a su cuarto, donde abrazo a sus dos pequeños, su hija y su hijo. Juan estaba en el salón saludando a su suegra.

-Buenas señora, como está – dijo Juan (que ya no le guardaba ningún rencor a Doña Catalina)

-Bien hijo, gracias. Ah, Mónica está en su cuarto, vamos allá –dijo la mama de Mónica.

Juan fue al cuarto y abrazo a sus dos hijos, que habían extrañado a sus papas. Mónica le conto a su mama el sueño tan extraño que ella y Juan tuvieron a la vez.

-En serio hija, y como se llamaba esa mujer que tan amablemente os ayudó – dijo Doña Catalina muy asombrada.

- ¿Cómo se llamaba Juan, lo recuerdas? – dijo Mónica, que estaba sentada en su cama, junto con su mamá.

- Creo que….Caridad Bravo Adams.




Fin... ¿O comienzo de una historia?Wink
Volver arriba Ir abajo
https://www.youtube.com/user/AlcanforeroCS93
Noe



Mensajes : 1065
Fecha de inscripción : 04/05/2011

MensajeTema: Re: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   Dom Sep 30, 2012 7:53 pm

Muy bonita historia!!
Me gustaron los tres capítulos... que lindo leer historias de mi querido Corazón Salvaje!!
Gracias Ruben por subirla
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   Dom Sep 30, 2012 8:31 pm

Lindisisisimo Rubén!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
GonzalitoCS93

avatar

Mensajes : 709
Fecha de inscripción : 10/08/2012
Localización : España

MensajeTema: Re: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   Dom Sep 30, 2012 11:56 pm

Gracias por leerla Noe y Laura! Me alegra que os guste!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
https://www.youtube.com/user/AlcanforeroCS93
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos   

Volver arriba Ir abajo
 
Corazón Salvaje - El Viaje de Juan y Mónica. 3 Capítulos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
EDITH GONZALEZ FORO OFICIAL :: Fans :: COMPOSICIONES FANS :: FAN-FICS Y WEBNOVELAS-
Cambiar a: