EDITH GONZALEZ FORO OFICIAL

EL FORO OFICIAL DE LA ACTRIZ MEXICANA EDITH GONZALEZ
 
PORTALÍndiceRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Edith González en la cocina (Septiembre 2003)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Myrna

avatar

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/01/2011
Localización : Estados Unidos

MensajeTema: Edith González en la cocina (Septiembre 2003)   Vie Feb 24, 2012 6:38 am

Entremesas / Edith González

Por Alejandro Escalante / Reforma
19-Sep-2003


Edith González
México D.F. 10 Dic. Actriz


Ella Escoge: Chef. Restaurantero. Gourmet. Gourmand. Amateur. Aficionado a la cocina. Aprendiz. Comensal. Villamelón Culinario. Neófito. Indiferente a la comida.

¿Aroma que prefieres de la cocina?
El del pan, delicioso, horneadito, recién hechecito.


¿Aroma que te disgusta?
El del chile en nogada, el del chile relleno, todo lo que sea el chile poblano, no puedo, no puedo, no puedo.


¿Platillo favorito de tu infancia?
Queso. Todo lo que tuviera queso y, por supuesto, el chamoy, el salim, el piquín y las aciditas. ¿Qué más? ¡Ah! Las papas adobadas con limón.


Un sabor: un recuerdo.
El chocolate, en la época en que estaba yo viviendo sola en Los Ángeles, me podía comer medio kilo de chocolates en un día, lo cual es mucho.


¿Cuál es la mejor manera de abrir el apetito?
Estar con alguien que adoras.


¿El mejor tema para la mesa?
Cualquiera. Me encanta la polémica, es algo que disfruto y por supuesto que hay que hablar de todos lo temas, siempre y cuando, sea gente abierta, a la que no vayas a lastimar, todo gira alrededor de una buena comida y todo lo que se puede crear. Las empatías se pueden generar a través del gusto, del olfato, del sabor, son muy divertidas. Y el gusto por la sobremesa, que perdemos en las grandes ciudades, es fantástica.


¿Tu menú de última voluntad?
Me imagino que va a hacer frío en mi cuarto porque voy a estar muy nerviosa, entonces quiero una sopa de cebolla, rica y gratinada, o un buen pozole, pero es un pozole que se compra sólo en un lugar, y yo creo que esa sería mi tirada, un buen pozole. De postre, el pastel de chocolate de Hershey’s que venden en Burger King. Muchos tequilas y quizás agua de jamaica o quizás solo el tequila y ya. O bien, la sopita de cebolla, o la carne que se mete a calentar en nopales ¿Cómo se llama? ¡Una barbacoa! Con mucha salsa borracha, pero mucha (se me está haciendo agua la boca), con pápalo, que siempre te deja oliendo mal la boca, pero como va a ser mi última comida, ya no importa, con mucha cebollita, igual, ¡Ah, qué rico!


Si pudieras poner en una mesa a cualquier personaje importante en tu vida, vivo o muerto, conocido o desconocido ¿A quienes te gustaría invitar?

Me encantaría sentarme desde las doce del día a tomar un buen almuerzo con Karl Sagan. Sería mi invitado, nadie más. Y en una cena, a Stalin, a Churchill y a Roosevelt.


Si hubieras sido el chef de la última cena ¿Qué hubieras puesto entre el pan y el vino?

El queso.


¿Qué te deja mal sabor de boca?
La cruda. También las conversaciones sin sustancia, o sea, sí, es rica la frivolidad, pero las conversaciones de crítica sin sostén, también me dejan mal sabor.


¿Qué es lo que te hace agua la boca?
Muchas cosas. Un taco de aguacate, tortilla con sal, un chocolate. Como verás, mi menú es muy variado. Un simple huevo bien cocinado, te hace agua la boca, al igual que un buen olor. Creo que la vida y el gusto entran por los olores.


¿Cuál ha sido tu plato más emocionante?
Creo que fueron los chapulines cuando era niña. Una amiga de Oaxaca siempre llegaba con unas cosas extrañísimas, con insectos ¡y se los comía! Me acuerdo que estando en su casa, se llama Rosita, un día me pidió que cerrara los ojos y yo le dije: Pero no me vayas a dar de eso. ¿Me lo juras solemnemente? Lo hizo, y preguntó: ¿A qué te sabe? Como a chicharroncito. Cuando abrí los ojos ¡eran los chapulines!


Además de la cebolla ¿Qué te hace llorar en la cocina?
La falta de alimentos. Eso me puede hacer llorar. Su falta en las mesas de muchos niños mexicanos. Hay una disociación de lo que es un niño bien alimentado y lo que es uno mal alimentado y cada vez los mal alimentados van siendo más pequeños de estatura y aparte, ya son tres generaciones de niños mal alimentados.


¿A quien le servirías con la cuchara grande?
A los niños. Invariablemente a ellos. A todos los que están en la calle, a los que están en los hospitales. Y a alguna personalidad que diga yo "¡Guau, estas personas están en mi casa!", pues a mi madre, a mi hermano y a mi sobrinita.


¿Escenas picantes en la cocina?
Se han hecho muchas. Desde "Nueve semanas y media", hasta el último comercial de los inspectores de la energía eléctrica, de los niños. Creo que la cocina es un elemento sensual, erótico y sexual, muy explotado tanto en el cine como en el teatro y en la telera y hasta en la radio. Siempre es muy antojable una escena así como la de "El cartero siempre llama dos veces", embadurnados de harina y todo. Esa sería mi escena favorita, la que me imagino viviendo con alguien.


¿Con qué platillo o menú, seducirías a aquella persona?
Haría un menú de flores. Algo así como una sopa de pétalos de rosa. Flores de calabaza rellenas con queso. Agua de jamaica. De postre, no sé, tendría también que ser algo de flor, todo lo haría con ellas. Los mexicanos soñamos con flores.


Si tú eres el invitado ¿Qué es lo que te gusta?
Ser tratada con la cortesía mexicana, que es muy cálida. Y en cierto punto me gusta no ser tomada tan en cuenta, para que no me asfixie demasiada hospitalidad. Me gusta ser tratada como lo hacemos en México, con calidez, ternura y dulzura.


¿Y lo más dulce?
Puede ser todo. Es lo fantástico de la vida, tienes dos caminos, el dulce o el amargo. Tienes la opción de decidir que te quedas con lo bonito y no con lo feo.


¿Cuál es la peor grosería que se le puede hacer a un comensal?
Obligarlo a comer. Obligarlo a comer algo que no le gusta, eso es horrible.


Mas allá de los guisos ¿sientes que te has quemado?
¡'Of Course'! Por supuesto. Me he quemado con el sol muchísimas veces, mi piel tan blanca no lo resiste y me he quemado de otras quemaduras, por supuesto, qué flojera no hacerlo, soy gente, ¿No? Y el que diga que no, ¡qué le pasa! En la vida le tiene que pasar a uno de todo.


¿Televisión en el comedor?
No, jamás.


¿Qué tan seguido comes afuera?
Muy seguido.


¿Qué aborreces de un restaurante?
La mala atención. Me gusta el servicio digno, que el mesero se sienta muy seguro de sí mismo y te trate con mucha delicadeza, pero siempre dándote tu lugar. Me gusta esa actitud de confianza, alegría y seguridad de los meseros. Aborrezco que no tengan amor por la cocina, que no sientan que están haciendo algo especial.


¿En dónde te gusta llevar la sartén por el mango?
En mi vida. Saber que cada decisión que tomé fue consciente y no arrepentirme.


Una receta para la vida. Tomar la decisión de vivirla y ya.
Todo es cuestión de decisión y no tener miedo. Es importante que uno decida tomar el bienestar como actitud. Yo creo que esa es la receta mágica para la vida, echarle, como diría Sabines (Jaime Sabines, poeta mexicano), dos gotitas de fe, tres gotitas de positivismo, tres de aceptación, dos de auto tolerancia, tres de no conmiseración de sí mismo, hacer todo un menaje, tomártelo y salir a la vida decidiendo.


Un kilo de... Ayuda.
Cien gramos de... Pepitas.


Complete la frase: Del plato a la boca...
Todo puede cambiar.


Las malas lenguas ¿Qué dicen de usted?
¡Híjole! Quisiera decir que me valen gorro, pero la neta es que no. Estoy en el proceso de decidir o de auto convencerme que me valen pero mientras tanto no debo decir que no me afectan, porque sería una gran mentirosa. También he sido, a veces, mala lengua, voluntaria o involuntariamente. El chiste es no participar en el juego. ¿Qué dicen de mí? Muchas cosas, muchas...


¿Siesta o fiesta?
Fiesta.


¿Cuál es la relación entre el estómago y el corazón?
Creo que la frase de que el amor entra por el estómago o algo así, no es certera. Es de otra época en la que los hombres eran muy convenencieros y se casaban con la señorita que iba a ser mejor ama de casa, pero ahora es diferente. Uno puede cocinar bien, por gusto, pero ya no por obligación. Lo cual es llamativo para la pareja. La relación entre el amor y el estómago debe ser por gusto y por placer.


¿Cuál sería la sazón de la vida?
La vida misma, aunque suene banal. Creo que cuando uno se deja ir es fantástico. Simplemente, cuando te sientas en cualquier lugar a observar las ardillas, o los pajaritos, o las reacciones, sonidos, la vida en sí es fantástica.


Recomiéndame un lugar para comer.
El Asia de Cuba


¿Tu máxima fantasía como comensal?
La mesa de Harry Potter. Todo aparece y desaparece. ¡Eso es genial! Eso sería mi fantasía, que aparecieran los platillos más exóticos, más raros, más diferentes, más tradicionales, más conservadores, más casuales, pero así ¡Paf! Y también mi fantasía sería que pudiera comer eso y no engordar.


Tal cosa, en tal restaurante.
Fussili a la Alexia, en la Specia. Pasta primavera en el Café O. Cayo de hacha en el Asia de Cuba. Pastel de chocolate en el Burger King. Pollito al tamarindo en el Asia de Cuba. Fussili al chipotle en el Habita.


A su gusto

- Aperitivo. Tequila.

- Botana. El guacamolito, pero no el guacamole puro de aguacate, sino el que va picadito con jitomate, cebollita y chilito. También un rico jamón, acompañado con vinito, depende...

- Entrada. Puedo no tener entrada

- Antipasto o sopa. Depende del clima.

- Ave o pescado. Ave.

- Cerdo, res o cordero. Cerdo o res.

- Horno, sartén o parrilla. Parrilla.

- Bebida. Me gusta mucho el vino. La chela solamente en el mar, tal cual, chela en el mar. Tequila, bravísimo, me encanta. Aguas frescas, muy ricas para la comida.

- Especie o condimento imprescindible. La sal. Por todo, por su preciado valor para conservar las cosas, como antes lo hacían. Porque la sal es como... le da esencia a las cosas, no sé. Sal con cebolla, sal con ajo. La pimienta no es lo mío, es algo que ni siquiera tomo en cuenta para poner en la mesa, mas que para mis invitados.

- Ensalada o queso. Queso, siempre queso.

- Postre. Siempre. Y frijolitos, aunque suene raro, pero los frijolitos mexicanos así, de la olla, fantástico.

- Café. Café de la olla si se puede; si no, un capuchino.

- Digestivo. No tanto, realmente no.

- Hombres o mujeres en la cocina. Los dos, juntos, mejor.

_________________
@MyrnaEscalante
Volver arriba Ir abajo
http://edithgonzalez.motionsforum.com
 
Edith González en la cocina (Septiembre 2003)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cocina Bizarra
» Un libro de cocina "Steampunk"
» 23 Julio - Bel Ami muy posiblemente se estrenará en el Festival de Cine de Toronto en Septiembre.
» Almeria en Septiembre
» 2 Septiembre-Nuevas Imagenes en el Calendario de Amanecer

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
EDITH GONZALEZ FORO OFICIAL :: Foros :: EDITH GONZÁLEZ EN LOS MEDIOS-
Cambiar a: